Electrónica Marina

¿Alquilar un barco o comprar?

alquilar-comprar-barco

¿Llegó el momento de cambiar de barco o estás pensando en adquirir tu primera embarcación? Seguro que te habrás planteado si alquilar el barco o bien si comprarlo, pues bien esta es una duda muy frecuente entre todos los que se inician al mundo de la náutica.

En este artículo trataremos de ayudarte para salir de dudas junto con Quim de la empresa de alquiler de veleros en Palamós Vela Nómada, para tener una opinión más cercana de los usuarios que acostumbran a alquilar embarcaciones y no se han decidido por comprar.

Valorar el coste de alquiler y de compra de la embarcación

Cuando elegimos comprar un barco deberemos hacer frente al coste evidente de la embarcación y muy posiblemente al de su financiamiento. A la vez deberemos adquirir o alquilar el amarre y lógicamente hacer frente a todos los gastos del mantenimiento de la embarcación. La suma de los costes principales de cualquier embarcación son superiores en la mayoría de ocasiones que los del alquiler, en especial para embarcaciones grandes superiores a 8 o 10 metros de eslora.

Esto depende del número de días que usemos nuestra embarcación, claro está, pero a diferencia de una vivienda que acostumbramos a comprar y evitar el alquiler, las embarcaciones no se acostumbran a usar todos los días, ni todas las semanas. Para un uso vacacional, lo más probable es que el alquiler sea una opción más económica, aunque para salir de dudas se deben hacer números, ya que uno de los principales costes es el amarre y estos tienen grandes diferencias de precio dependiendo de la eslora de la embarcación y el puerto base.

 

¿Cómo elegir alquilar o comprar un barco?

Vayamos a por algunos aspectos básicos para tomar la decisión acerca de si alquilar o comprar un barco.

Uno de los primeros temas a valorar es el mantenimiento. Sí, un barco tiene mantenimiento y acostumbra a ser muy superior al de un coche. El contacto con el agua salada y todos los sistemas marinos tienden a estropearse con mayor facilidad ya que todos los elementos tienen una mayor degradación. Un patrón debe disfrutar en parte de estas tareas de mantenimiento, si vas a delegar absolutamente todas estas tareas a otras empresas el mantenimiento tendrá un coste elevado, ya que año tras año son necesarias muchas horas.

Muy probablemente ciertas partes de electricidad y electrónica o mecánica será necesario que las realice un profesional, pero gran parte del mantenimiento como la limpieza, engrasado de las partes que lo requieren, cuidado de las maderas, limpieza de los bajos de la embarcación… No requieren de grandes conocimientos y podrá realizarlas cualquiera siempre que exista el interés por aprender.

 

Navegar siempre en la misma zona o navegar a la aventura. Dependerá también de la eslora del barco, pero es posible que si lo compras termines moviéndote siempre por una zona similar. El alquiler del barco en este aspecto nos permite conocer nuevas zonas de navegación y gozar de unas vacaciones sin duda distintas a lo habitual.

En el caso de embarcaciones de gran eslora, en especial veleros, nos permitirá hacer travesías largas para gozar igualmente de nuevas zonas de navegación sin prácticamente limitaciones. Pero ojo, hacer travesías nada tiene que ver con navegar por la costa en plan vacacional, así que si esta es tu intención te aconsejamos que lo pruebes en alguna otra ocasión adicional y no te quedes solo con la travesía que hiciste durante tus prácticas de patrón.

 

Si eres amante de la náutica sin duda alguna querrás comprar la embarcación, éste será un sueño por cumplir y lo harás realidad en el momento en el que compres el barco. La satisfacción de adquirir una embarcación es enorme y lo disfrutarás enormemente si es que no se trataba de un capricho. No solo se trata de usar la embarcación en familia o amigos durante un periodo vacacional, la aprovecharás también para tomar un aperitivo cualquier día o simplemente cenar en puerto, pero también para realizar las tareas de mantenimiento. Igual que el que tiene pasión por las motos y puede dedicar una mañana de domingo entera en el garaje, lo mismo te pasará con tu embarcación.

Si se trata de un capricho, la mejor opción será el alquiler, además el alquiler permite probar múltiples embarcaciones, ya sean de motor o de vela, en distintas esloras y con todo tipo de características diferentes.

 

Con todo lo comentado, debo decir que la compra y el alquiler tampoco son opciones excluyentes entre sí. Claro está que todo depende del presupuesto del que disponga cada uno, pero podemos comprar una embarcación para uso personal en nuestra localidad o nuestra residencia vacacional y disfrutar de vacaciones embarcados en barcos de alquiler en cualquier otra parte del mundo.

Una de las ventajas del alquiler es que podemos compartir los gastos durante esas vacaciones con más gente que nos acompañe y el coste final es mucho más asequible. Eso sí, elige bien a tus compañeros de viaje, ya sabes que en un barco los espacios son reducidos, y las comodidades también limitadas en comparación con el hogar de cada uno, que sumado al cansancio de la navegación y la exposición al sol y a la sal pueden terminar en malentendidos y discusiones no deseadas.

Sea cuál sea tu decisión, ¡A disfrutar del mar y la navegación!

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

To Top